viernes, 1 de febrero de 2013

Contra la externalización en El Correo

Los trabajadores de El Correo piden que no se incorpore a empleados externos mientras hay periodistas de la plantilla en situación forzosa de paro


Los trabajadores de El Correo de Andalucía vemos de nuevo vulnerados nuestros derechos laborales. Como es sabido, estamos sometidos a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) desde noviembre de 2012, por el que los empleados accedíamos a reducciones salariales y a suspender nuestros contratos durante amplios periodos de tiempo, de hasta seis meses, con la intención de apoyar el reflotamiento de las cuentas de la empresa. Sin embargo, la empresa enturbia el normal desarrollo de este expediente con acciones que, además de vulnerarlo, menoscaban a una plantilla que día a día demuestra su profesionalidad periodística a pesar de trabajar en penosas condiciones.
La última decisión que vulnera el ERTE ha sido la incorporación de un redactor externo a la plantilla para dar cobertura informativa, de momento, al Salón Internacional de la Moda Flamenca (SIMOF). Un hecho del que no se informó ni al comité de empresa ni a los trabajadores, en un ejercicio de ocultación y de falta de transparencia por parte de la empresa, que no ha contestado a las peticiones de información sobre la relación y los emolumentos que vinculan a este periodista con el periódico.

Este caso echa por tierra uno de los artículos de nuestro expediente de regulación temporal, concretamente el que indica que “durante la vigencia de este ERTE no se realizarán nuevos contratos a trabajadores ajenos a la plantilla para labores de redacción, sino que se reducirán las suspensiones de contrato de redactores que sean necesarias. El levantamiento de suspensiones de contrato se avisará previamente al comité de empresa y se analizará en la comisión mixta”.
La empresa, además de violar este punto, continúa externalizando así la elaboración periodística de El Correo, en lugar de apostar por la producción propia.

Los trabajadores de El Correo de Andalucía, más allá de las cuestiones legales, no pueden más que censurar que la empresa infravalore la capacidad de su plantilla, que año a año ha demostrado su enorme capacidad y profesionalidad en la cobertura de este y otros eventos de la ciudad.

Este nuevo golpe a los empleados se produce en un contexto más que difícil, ya que a la merma económica que supone para la plantilla tener que marcharse al desempleo durante largos periodos de tiempo al año, hay que sumar los constantes atrasos en las nóminas e impagos por parte de la gerencia. El año pasado la paga de verano se abonó en diciembre y la de Navidad está pendiente de liquidación.

Esto se suma al incumplimiento de acuerdo acuerdos contemplados en el ERTE que corresponde asumir a la empresa y que no se están llevando a cabo, lo que redundará en las cuentas del periódico.

Los trabajadores lamentan profundamente esta actuación y espera que la empresa corrija su comportamiento, procurando estar a la altura de una plantilla que no ha dudado nunca en enfrentar sacrificios y dolorosos esfuerzos por la viabilidad de un periódico con 114 años de historia. Los trabajadores piden que se subsanen todos los incumplimientos de los que el comité ya ha informado a la empresa y, en concreto en este caso, que no se incorporen trabajadores externos mientras hay periodistas de plantilla en situación forzosa de desempleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario