miércoles, 10 de julio de 2013

Los trabajadores de El Correo de Andalucía rechazamos el ERTE planteado en Diario JAÉN

Los trabajadores de El Correo de Andalucía queremos solidarizarnos y mostrar todo nuestro apoyo a los compañeros de Diario JAÉN. Ambos formamos parte del mismo grupo y estamos empeñados en la defensa de un periodismo de calidad, incompatible con medidas como la que plantea la empresa editora, que vuelve a presentar un ERTE para toda la plantilla.

Aquí os dejamos la entrada que ellos mismos han subido denunciando la situación:

Diario Jaén presenta un ERTE inviable para toda su plantilla

La dirección de Diario JAEN ha comunicado el lunes, 8 de julio de 2013, al Comité de Empresa un nuevo ERTE que afectaría a toda la plantilla y que se aplicaría de la siguiente manera:
-       Se suspende de empleo y sueldo durante seis meses a tres trabajadores.
-       Se reduce la jornada un 50% a dos trabajadores.
-       Al resto de la plantilla se le reduce la jornada un 30%. En caso de redacción, el horario sería: de 16:06 a 21:00 horas en el turno de lunes a viernes, y de 16:00 a 21:15 horas en el de fin de semana. En el caso de Administración se aplicaría en forma de turnos partidos específicos para cada puesto.

Tiene una duración de 6 meses y comenzaría a aplicarse, si los planes de la Empresa salen adelante, el próximo 1 de agosto.

El comité de empresa considera inaplicable este ERTE, y varios trabajadores también se han manifestado en este sentido durante la celebración de la asamblea posterior a la reunión con la Empresa. Consideramos que, en lo tocante a la Redacción, es imposible sacar adelante un producto de calidad con menos de cinco horas repartidas, además, exclusivamente por la tarde. Con ello, las comparecencias matutinas y los eventos deportivos nocturnos quedan, sin remedio, excluidos del contenido del diario. El comité ha solicitado explicaciones sobre cómo se organizará el trabajo en redacción ajustándolo al horario propuesto. Ha pedido un sistema de control horario para asegurar su cumplimiento estricto, ya opina que la especificidad del trabajo de Redacción hace incompatible este horario con el ritmo de trabajo propuesto. No hay previsto ni un turno de cierre.

Se le ha solicitado a la empresa, una vez más, un plan de viabilidad que justifique la aplicación de este tercer ERTE y la empresa ha manifestado que hay uno sobre la mesa del Consejo de Administración pendiente de aprobación o rechazo, pero no han querido dar ningún detalle sobre este plan. La empresa ha manifiestado, además, que no aceptará bajas incentivadas.
No queremos olvidar que, recientemente, una trabajadora con más de dos décadas de antigüedad en la empresa recibió una sanción grave que el Comité consideró, desde diversos aspectos, injusta y arbitraria, especialmente porque la empleada no fue informada de que estaba recibiendo un seguimiento férreo de su actividad con el fin de hallar motivos para la sanción.
Pero, sin duda, la peor noticia se recibió hace solo unos días, cuando el Comité conoció el despido de otro trabajador del periódico, con el agravante, además, de que la Empresa pretende hacerlo pasar por un despido por causa procedente cuando, según ha informado el empleado a este Comité, no hay motivo real, ni mucho menos, el que figura en la carta de despido: “disminución reiterada y voluntaria en el rendimiento del trabajo”.

En cualquier caso, esta semana, el Comité volverá a reunirse en asamblea con los trabajadores para decidir si aceptan o no el ERTE, y de qué manera negociarlo o buscar vías alternativas de presión o solución al conflicto que lleva arrastrando el periódico desde hace años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario