viernes, 18 de octubre de 2013

EL CORREO. Luis Eduardo Siles

La desaparición de cualquier empresa, en estos momentos, alcanza un gran nivel de dramatismo. Manuel Vicent sostiene que los parados son los heridos de la nueva guerra, ese conflicto bélico invisible en forma de crisis económica que nos sobrevuela desde hace años. Pero un periódico es un sentimiento, algo parecido a una pasión: lleno de ideas, de noticias, de entrevistas, con la cartelera y el articulista que le gusta al lector y el que no le gusta. Un periódico se elige cada mañana entre la gran oferta del quiosco por una identificación intelectual y emocional del lector con ese papel. Es un sentimiento lejano, aunque parecido, al que nos une a un equipo de fútbol.  Seguir leyendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario