domingo, 13 de octubre de 2013

Nuevos textos de apoyo

La plantilla de El Correo de Andalucía, que sigue viniendo a trabajar pese a los retrasos en sus sueldos, no deja de recibir mensajes de apoyo de compañeros, en este caso columnistas del propio diario, que el comité quiere agradecerles en nombre de la plantilla.

FÁBRICA DE BUENOS PERIODISTAS. Mercedes de Pablos

En verano de 1978, apenas llegada a Radio Sevilla, ilusionada y pujante como una colegiala (que lo era) topé con un grupo de periodistas que andaban en lucha por sus empleos con la entonces dirección de El Correo de Andalucía. Fue mi primera inmersión en la reivindicación de los que eran ya mis compañeros y sin embargo maestros. Desde entonces ha sido una constante: las crisis de El Correo, periódicas y puntuales como las golondrinas de Bécquer y su recuperación siempre a manos de esforzados y valientes profesionales. Se trata de un fenómeno curioso, muchas veces hemos asistido con el corazón en un puño a rumores de cierre y tantas otras nos hemos encontrado con la realidad de que es un diario imprescindible en el universo de la información, y no solo de Sevilla.   Seguir leyendo

PRESIÓN ES PASIÓN. Fernando Arnaiz

Un periódico no es un conjunto de noticias escritas y publicadas por personas, sino un conjunto de personas que escriben noticias y las publican, que parece lo mismo, pero no es igual. La profesión vive momentos difíciles, horas agrias de incertidumbre y el trato cruel de la crisis puñetera y ácida. Sí, 114 años son muchos lustros de Correo, de información y de costumbre; de páginas que viajan solas y llegan acompañadas de imaginación en forma de gloria y poder.
Miren, el papel lo aguanta todo, pero el periodista no. Compañeros de redacciones que hoy defienden proyectos que lideran empresarios con dudas y deudas. El empuje y la esperanza del que ama la profesión, del que desea la noticia y modela la actualidad para colmarla de sentido con música y ritmo. El redactor que, más allá del beneficio económico, vibra con la firma y el pelotazo. Periodista de desgracias y alegrías urbanas y humanas, asesinatos sin resolver y corruptelas sin sentido, entregado a una pasión que se funde con el nerviosismo, la agonía y la ansiedad de la crónica en papel vacío por la mañana y lleno por la noche.  Seguir leyendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario