martes, 5 de noviembre de 2013

Jornada de huelga. Camas

En localidades del Aljarafe, como Camas, se volvían a repetir las preguntas por el periódico y por sus promociones. Algunos quiosqueros optaron por no dar ninguna información sobre la huelga convencidos de que “mañana seguro que sale, para qué alarmar”. “Pondremos el cartel para que todos lo sepan. Suerte”, aseguró la propietaria tras conocer la situación que sufre el decano de la prensa sevillana. 

En cambio, en la tienda de prensa y chucherías de la calle Ángel, su dueño decidió hacerse su propio cartel informativo ante las preguntas de los lectores. “Soy de El Correo de toda la vida y ayer ví en la tele lo que está ocurriendo. No tiene nombre”, afirmó mientras colgaba nuestro cartel junto al suyo. 

Cerca, el dueño del quiosco junto al centro de salud de la localidad, colocó la histórica portada en el lugar que El Correo ocupa habitualmente junto a los otros periódicos. Al minuto, un par de lectores se pararon a leer y se marcharon sin comprar ningún periódico porque “el suyo” estaba en huelga. Algo más lejos, en la barriada de Hiconsa, el cartel lucía desde bien temprano para que todos nuestros lectores conocieran por qué El Correo no acudió a su cita diaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario