lunes, 4 de noviembre de 2013

Primera vez

Buscábamos el dato, y nos lo consiguió Manuel Alfonso Rincón, nuestro historiador: El Correo de Andalucía no había dejado de salir a la calle por una huelga. En realidad, casi nunca había dejado de salir, más allá de cada 26 de diciembre, 1 de enero y Sábado Santo, como marcan los cánones de la prensa escrita. Décadas atrás, también los lunes eran días sin periódico.

Salvadas esas excepciones, hay que remontarse al golpe del 36 para encontrar la primera ocasión en la que no acudió a su cita con los lectores: el domingo 19 de julio de 1936, el periódico no se publicó. En aquella época los lunes no había diario, por lo que hasta el 21 de julio El Correo no recogió el bando de Queipo de Llano. Estaba reciente la última vez que no había podido salir: en la Sanjurjada de 1932, el Gobierno lo mantuvo 15 días secuestrado.

Nos cuenta Manuel Alfonso que ni por riadas, que fueron muchas y tremendas, ni por otros motivos se dejó de publicar el periódico en este siglo, más que cuando fue necesario mudarse: la primera vez en 1900, tres años antes de que llegaran los coches a Sevilla, El Correo necesitó dos días para trasladarse de la calle Hernando Colón a San Isidoro: un lunes en que no había periódico, y el martes siguiente. Doce años después la redacción volvería a trasladarse de la calle Rivero a Albareda, esta vez en un solo día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario