viernes, 29 de noviembre de 2013

Un mes para salvar El Correo

Sevilla 06 11 2013: Huelga Correo de Andalucia<br />
FOTO:J.M.PAISANO

Un mes moviendo cielo y tierra para salvar El Correo de Andalucía, mientras seguíamos sacando el periódico a la calle cada día pese a no cobrar nuestros sueldos. Ése ha sido el panorama de las últimas semanas en este diario, cuya actual plantilla ha protagonizado una movilización sin precedentes para evitar el temido cierre, consiguiendo sacar al periódico de su peor crisis en décadas. Una lucha que ha finalizado con la llegada del grupo empresarial Morera & Vallejo, que ha apostado por un proyecto de futuro para el decano de la prensa sevillana que los trabajadores han sido los primeros en defender. Ha sido un momento clave en la historia de El Correo del que sus protagonistas nos sentimos orgullosos, porque hemos podido defender nuestros puestos de trabajo y el valor del periodismo que ejercemos.

Esta gravísima crisis comenzó el 28 de octubre con la opaca venta realizada por el grupo Gallardo a una persona de dudosa solvencia. La situación, que abocaba al cierre inminente, se producía cuando se adeudaba ya más de una nómina a los trabajadores. Pero la mediación en la venta de la firma vasca Abra Invest permitió congelar la situación mientras se buscaba una salida: la empresa optó por revertir esa compra, con nulas posibilidades de sacar adelante el periódico al carecer de respaldo económico, y buscar a un empresario solvente capaz de abordar este reto.

La huelga de cinco días del 4 al 8 de noviembre nos permitió hacer visible el problema a la sociedad sevillana. El primer día, en una concentración en la Plaza Nueva, nos vimos arropados por administraciones públicas, políticos, sindicatos, vecinos, lectores y compañeros periodistas, muchos formados en esta casa, que quisieron estar a nuestro lado. Dos días después, al inicio de un encierro en la redacción, el comité de empresa propuso a los trabajadores una arriesgada apuesta: sacar una edición especial que se ha convertido en un orgullo: el número 47.577 de El Correo de Andalucía, cuajado de firmas relevantes de la sociedad andaluza que explicaban por qué este periódico sigue siendo una voz necesaria. En la edición participamos todos los que hacemos El Correo –con antiguos compañeros y amigos que quisieron echarnos una mano–, logrando que una huelga secundada al 100% tuviese como fruto que el periódico saliese. Los ejemplares se agotaron en pocas horas.

Los siguientes días fueron un reguero de apoyos, en forma de visitas a la redacción y muestras de cariño en las redes sociales. El hashtag #SOSElCorreo se repetía día tras día, las fotografías de nuestros lectores –conocidos y anónimos– con el periódico en la mano llenaban los perfiles de Facebook, Twitter y Whatssapp, donde en muchos casos permanecen, y las alusiones a nuestra situación se repetía en cada convocatoria, desde la gala de apertura del Festival de Cine de Sevilla (SEFF) hasta los plenos municipales de la provincia.

La movilización supuso un esfuerzo extra para una plantilla que, todavía sin cobrar sus sueldos, no se rindió en ningún momento pese a ser consciente de que la situación era crítica. La redacción estuvo permanentemente dispuesta a atender a quienes nos visitaban, a mantener vivos los mensajes en las redes sociales y a recabar apoyos.
El punto de inflexión llegó con el interés del grupo Morera & Vallejo por adquirir el diario. La empresa El Correo de Andalucía SL solicitó entonces a la plantilla, con los salarios ya recortados por los expedientes de regulación de empleo de 2010 y 2012, el esfuerzo de condicionar una parte del salario a los beneficios del periódico, sacrificio que los trabajadores asumieron, mediante una decisión ratificada en asamblea, para favorecer la llegada del comprador.

La unidad de la plantilla y su confianza en el proyecto han sido claves para abandonar el borde del precipicio e iniciar una nueva andadura, con la que los trabajadores esperamos que El Correo siga viendo la luz al menos durante 114 años más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario